dimecres, 18 de gener de 2017

¿ Es posible aprender jugando a Videojuegos ?

¿Es posible aprender jugando a Videojuegos?

Los videojuegos aparecieron como una alternativa de ocio en la época de los 70. En aquel momento, como todo elemento electrónico a estrenar, sus precios eran prohibitivos, ya que se debía amortizar la investigación realizada por el fabricante y  esto implicaba una buena temporada con un precio elevado.

Debido a este  alto coste, solamente  las recreativas cosecharon mucho éxito con juegos como Space Invaders limitándose su actuación a bares y salones pensados para ellos.                                                          

                                                                                                                         
                                                                                                                                                                        Space Invaders (1978)

Posteriormente aparecieron consolas y ordenadores personales muy asequibles que llenaron los hogares de millones de familias. Este fue un punto de inflexión en la industria del videojuego, las grandes corporaciones vieron que podían acceder a un mercado de un enorme potencial.


              
 Desde ese momento, se empezaron a unir a este nuevo mercado, multitud de empresas que se dedicaron no sólo a fabricar dispositivos para jugar a videojuegos, como se había hecho hasta entonces, y sí  al desarrollo de los mismos para los dispositivos existentes. 

Esto generó competencia, y por consiguiente accesibilidad a la población debido a la bajada de precios. Desde entonces el mercado del videojuego no ha dejado de crecer hasta el punto que ya  no es necesario ser un aficionado para disponer de un videojuego en nuestro PC, Tablet o SmartPhone. Dicha accesibilidad ha llegado hasta tal punto, que podemos disfrutar de los mismos de una forma absolutamente gratuita,  algo  impensable hace unos años.  
                                                                                                             Nes ( Nintendo 1983)



                                                                                                                          




        
  

       Master System ( SEGA 1985)                                                                                                  Amstrad  CPC ( 1984)


Y en estos momentos nos encontramos ante una verdadera revolución: la aplicación pedagógica de los propios videojuegos  que nos permiten conseguir que el usuario pueda aprender al mismo tiempo que se divierte. Se ha conseguido pasar de un simple rol de piloto de fórmula 1 o jugador de baloncesto a un programador de un robot de lucha, arquitecto o piloto en un simulador de vuelo.


Qué os puedo decir a vosotros de este juego que ya no conozcáis. Minecraft lo creó con la intención de combinar todas las posibles opciones de construcción dentro de un mundo abierto. Se han incorporado elementos muy importantes para la educación como circuitos electrónicos  puertas lógicas … que añaden un valor cualitativo extraordinario  a la inicial creación mediante bloques (es posible la creación de la arquitectura de un ordenador)
.



                                                                       El ciclo del agua


             Os dejo un análisis (review) que tanto gustan a los aficionados a los videojuegos


                                                                     Tutorial Minecraft


2.    Hakitzu
Se trata de un juego cuyo fin es aprender a programar, mediante la inclusión de acciones a un robot, que luego se enfrentará en combates a los generados por nuestros compañeros premiando el mejor programado. Una forma fácil de acercar la programación a todo  nuestro alumnado.





3.    ClassCraft
En este caso, más que un videojuego para aprender una materia en particular, hablamos de una herramienta que ayuda a que las clases sean más amenas.
Permite romper  con el molde de las clases magistrales e  implica a  cada alumno para que  represente un personaje como los antiguos juegos de rol (guerrero, mago, curandero…), siendo responsabilidad del profesor inventar la aventura. No cabe la menor duda que ganaremos en interés y cooperación  por parte de los alumnos





Como profesores es nuestra responsabilidad escoger el videojuego siempre pensando en aquello que pretendamos que el alumno aprenda y, teniendo muy claro, el proceso que debemos seguir para implementarlo en nuestras clases de forma correcta. No podemos caer en el pretendido axioma de creer que todo aquello que no pueda ser evaluado de una forma tangible es inútil.

Hasta la fecha era muy  poco probable que un alumno quisiera  realizar una actividad que no tuviera una  incidencia directa en su nota. Con el uso de los videojuegos podemos conseguir la participación de los mismos, aumentar su nivel de aprendizaje y al mismo tiempo que se divierta, pasando a un segundo plano, no por ello poco importante, la propia evaluación. Os puedo asegurar que no hay nada más gratificante  para un  profesor que  ver como el alumnado responde positivamente, aprendiendo y disfrutando de la clase. Es por eso que creo  y defiendo el uso de los videojuegos.

 Nos encontramos en un momento donde debemos abrir la mente a otras metodologías educativas que como mínimo van a obtener los mismos resultados que las tradicionales pero mucho más en sintonía con el perfil de nuestros alumnos, jóvenes del siglo XXI.

Baltasar Rodríguez

Profesor Informática

dilluns, 12 de desembre de 2016

EDUCAR NO ES FABRICAR GALLETAS

Acabo de leer esta magnífico libro de Jaume Josa (Josa, 2011), y no he podido evitar la tentación de explicaros todo lo que me ha hecho reflexionar recordando las razones por las que  me hice profesor, profesión  vocacional de la que debemos estar muy orgullosos.

En el mismo, aparecen una serie de recetas  y antes de enumerarlas y explicarlas, para nuestro asombro, ya nos invita a  olvidarlas y a ser capaces de crear nuestro propio decálogo.

El estilo es desenfadado por lo que la lectura es liviana. A medida que vamos leyendo, parece que le estamos oyendo, que nos acercamos a él y consigue que nos sintamos identificados, nos adentra en este mundo tan apasionado que es la  educación.

Nos hemos parado a reflexionar en algún momento ¿qué es lo que enseñamos a nuestros alumnos? ¿ por qué no hemos sido capaces de hacernos entender ? ¿ por qué no somos capaces de conectar con ellos? ¿ fallan ellos o hemos fallado nosotros?

“¡Señores y señoras, niños y niñas, bienvenidos al gran espectáculo de la educación. La función está a punto de empezar. (…) van a ocurrir cosas extraordinarias. (…) nos vamos a divertir!” (2011, p. 92).

Tal y como nos comenta el autor debemos ser capaces de convertir la educación en un espectáculo que nos permita ser escuchados, que nuestros alumnos se maravillen de nuestra dinámica de clases y, al mismo tiempo, sentar  las bases de lo que va a ser su vida profesional en el futuro: aprender y formarse constantemente.

Nos  plantea qué se debe enseñar dando importancia a la comunicación y a los idiomas. En referencia a la comunicación, nos recuerda (2011, p. 101-106) que está presente en todos los aspectos de nuestra vida, por lo que ser un buen comunicador es indispensable para sobrevivir en el mundo laboral. Sin embargo, en este sentido hay una laguna muy profunda en nuestro sistema educativo, no hay una asignatura en la que se enseñe a ser un buen orador, a realizar un buen porwer point, a modular la voz, a tener estrategias para “enganchar” a los oyentes, a tener una correcta postura corporal, etc. Nuestros alumnos deben ser capaces de hacer una buena presentación y de hablar en público sin ponerse nerviosos. De este modo transmitirán sus conocimientos y aumentará su valía profesional.

 Es importante que nos demos cuenta que es precisamente a través del lenguaje como podemos expresar nuestras ideas y desarrollarlas. Si nuestro vocabulario es rico, también lo serán nuestras ideas. Para convencer a nuestros alumnos  es preferible que lo hagamos a través de la literatura y sus ídolos actuales con los se sienten identificados. Para ello, el autor nos propone cambiar y abrirnos a su cultura.

Otros de los puntos controvertidos y de rabiosa actualidad es el de los deberes. Los define  como una tortura (2011, p.138) y cómo se replanteó sus ideas sobre el tema llegando a la conclusión que todas las tareas prácticas se deben hacer en clase. El resultado mejora, los alumnos  prestan más atención y aprenden mucho más. No entiende la utilidad de las mismas en casa ya que si los alumnos han comprendido lo explicado en clase ¿qué sentido tendrían? Y si no ha sido así, ¿lo aprenderán por arte de magia? El único que podemos provocar  es cansancio, angustia e inseguridad en aquellos alumnos que ven como dedican horas a la materia y no llegan al nivel de sus compañeros. La solución está en una enseñanza individualizada, en la que los profesores les enseñemos y, según su nivel,  a gestionar su tiempo y su información. Hagamos, pues, los deberes en clase, para ayudarles, y podrán aprender según sus capacidades y alcanzando mayor satisfacción.

No elude el debate de los exámenes (2011, p.145-161). Aunque no está en contra, cree que si los tiempos cambian, los exámenes también: en la era del acceso rápido a la información, no podemos estar obligando a los alumnos a aprender de memoria conceptos que pueden encontrar rápidamente en internet. Valora muy positivamente la evaluación en conjunto y/o en clase. Se trata de una idea controvertida pero que argumenta como una preparación a la forma de trabajo actual. Los exámenes deben ser acorde a lo enseñado y, por tanto, no deben ser complicados garantizando con ello el éxito de todos.

La educación, nuestro  trabajo, es apasionante y  debemos evitar caer en  la rutina: cada día los alumnos nos plantean nuevos retos y no se trata de ganar o perder, sino de disfrutar resolviéndolos. De este modo, disfrutando, llegaremos al éxito: la educación integral de todos ellos

Os invito a todos los que estéis relacionados con la educación (profesores, padres, alumnos, etc.) a conocer a Jaume Josa.

Bibliografía:
Josa, J.J., (2011), Educar no es fabricar galletas, Madrid, España: De buena tinta. 

Eva Bondia
Dpt. Ciclos Formativos Pàlcam


diumenge, 9 d’octubre de 2016

Tres alumnos de CiclesPàlcam participan en un proyecto Erasmus de inserción laboral


The Erasmus Program http://www.oapee.es/oapee/inicio/pap/erasmus.html provides students undergoing Vocational Training the opportunity to get to know countries, discover different cultures and learn about new perspectives. For many of them, it also implies to live independently for the first time, hence they learn to plan, organize, manage and solve everyday situations and difficulties.

If we combine Erasmus and Vocational Training students, the result leads to a particularly exiting result as the summand of working is added.  This academic year, 3 students from Cicles Palcam will enjoy this experience. They are one former student of the Administration Intermediate Cycle and two of the Micro-Computing Tools Intermediate Cycle. These three students are still studying Higher Cycles at Palcam and thus this puts a special obligation on us to help them to combine their studies with this work experience abroad.

Among the countries the students might have chosen, they have picked up Denmark, Ireland and England. They will stay between 2 or 3 months with an employment contract. These students will also depart with all needed information, being the most important the accommodation and the company  that  will  employ them.

Students that enter this program will significantly enhance their professional profile. Their stay abroad provides a superb visibility as it will show that they are entrepreneurs, they accept changes, they cope with new situations and do not fear challenges. There is nothing but advantages.

In short, Palcam’s aim is to make our students grow, both personally and professionally. We keep the commitment that has guided the Vocational Training Department for 17 years: to provide a comprehensive and well-rounded education that has to be flexible and adaptable to the new and changeable labor and market requirements.
Dpt. CiclesPàlcam
 


diumenge, 25 de setembre de 2016

PENSAR EN POSITIU



Ja han passat uns dies des que van començar les classes a cicles.

El director els va donar la benvinguda, animant-los a seguir el lema d'aquest any: PENSAR EN POSITIU. Un cop feta la presentació, els alumnes van passar a les seves aules on els tutors els van explicar la dinàmica de les classes i de l'Escola en general.

Aquesta salutació té com a finalitat integrar els nous alumnes en el seu primer dia i familiaritzar-los amb l'Escola. Som conscients de les incerteses i angoixes que els alumnes poden sentir el primer dia i, sovint, la barreja de sentiments: la il·lusió, els bons propòsits, la por, la inseguretat... tots els sentiments solapats
.

Per a molts d’ells, aquesta és la primera vegada que han hagut de prendre una decisió que els compromet el seu futur. Han pres una decisió important, tot i que no podem oblidar que la majoria són adolescents. Les seves inseguretats no tenen a veure només amb el primer dia, tot i que és molt important, sinó que van més enllà: si encaixaran amb els companys, si les matèries seran difícils, com seran els professors, etc.

Des de Pàlcam creiem que totes les angoixes poden convertir-se en oportunitats com fer nous amics, esforçar-se des del primer dia, començar de nou i, fins i tot, descobrir noves habilitats i il·lusions tot aplicant el pensament en positiu. L'equip de direcció i tot el professorat és conscient de la dificultat que a vegades suposa el canvi d'escola pel que fa a companys, metodologia i estudis en general. És per això que en els moments en què l'alumne se senti encallat, ha de comptar que se l'orientarà per poder sortir i tornar a agafar embranzida. La comunicació, per tant, es converteix en l'eina imprescindible per trobar la solució a qualsevol obstacle que l'alumne/a pugui trobar. El diàleg entre els alumnes i els pares amb els tutors d'una manera directa n’és la millor resposta.

Des de l'Escola, doncs, us animem tant als alumnes com als pares a utilitzar els canals directes de comunicació amb la direcció i els tutors, especialment en els moments de dubtes.

Aquest any som 142 alumnes, és a dir, 142 noves persones amb les quals el departament de formació professional s'hi ha compromès mitjançant un "contracte" que diu que en els pròxims dos cursos obtinguin el títol que desitgen, tinguin una preparació que els permeti accedir tant al món laboral com a un cicle superior i surtin satisfets de la nostra Escola.

Eva Bondia

CiclesPàlcam

diumenge, 24 d’abril de 2016


El curs vinent Pàlcam impartirà el cicle d’Administració de Sistemes Informàtics en Xarxa

Han  han passat quinze anys d'ençà que l'escola Pàlcam va començar a impartir els cicles formatius d'informàtica. Un veritable repte per a tot un equip de professionals que estàvem convençuts que aquesta formació era la millor manera de preparar als joves cap a una inserció laboral exitosa. Joves que no volien fer el batxillerat i que alguns consideraven fracassats. Com es van equivocar!!!!

Ens vam trobar uns alumnes amb moltíssima motivació, amb moltíssimes ganes de treballar i amb moltíssima proactivitat. Però volíem més, els joves acabaven amb nosaltres, feien l'examen d'accés i marxaven a altres escoles a fer el cicle superior Possiblement, havia arribat el moment de tornar a jugar-se-la, però amb la crisi i les retallades per part de l'Administració, qualsevol projecte d'instaurar de nou un cicle formatiu amb modalitat privada es complicava i molt. Però aquesta mateixa crisi, nou anys després, ha demostrat que la Formació Professional Superior és la millor opció per trobar feina gràcies a les 350 hores de pràctiques a empreses, gràcies a la FP DUAL i tots els continguts pràctics que caracteritzen aquest tipus de formació i que la converteixen com a mínim en una formació tan vàlida com la universitària.   Inserció dels alumnes de FP a Catalunya

Ha arribat el moment i tenim les eines necessàries per fer-lo: il·lusió, recursos i, sobretot, alumnes compromesos amb la nostra escola que hi han estat dos anys fent el cicle mitjà de sistemes i que volen continuar amb nosaltres.




PALCAM començarà aquest any el cicle de grau superior d'administració de sistemes informàtics i xarxes amb el mateix esperit que va caracteritzar els nostres companys fa quinze anys i amb la intenció de poder oferir la doble titulació (sistemes i programació). No serà fàcil. La incorporació de certificacions professionals dels fabricants, la creació d'una nova aula amb ordinadors de nova generació, materials de primera i professors altament qualificats són els ingredients que la nostra escola ha adquirit per cuinar una formació professional de grau superior que pugui superar les expectatives dels nostres alumnes.

Ricardo Llopart
Carlos Ramírez

dimarts, 1 de març de 2016

Trabajo cooperativo, un nuevo reto para la formación profesional

Desde el inicio de este curso, en el departamento de ciclos hemos decidido dar un giro a nuestra nuestras clases con tal de adaptarlas a los nuevos modelos pedagógicos de aprendizaje cooperativo. Probablemente algunos de vosotros ya habréis oído hablar sobre el tema pero seguro que para muchos es un concepto que completamente nuevo.

¿Qué es el aprendizaje cooperativo?
El aprendizaje cooperativo es un método educativo basado en que los estudiantes trabajen de forma conjunta para que aprender a través de la interacción y colaboración entre compañeros.
Se pretende que a través de la creación de grupos de trabajo representativos de la diversidad presente en el aula, los alumnos logren aprender los contenidos de las distintas asignaturas y a la vez aprendan a trabajar en grupo de forma cooperativa.

¿Por qué hacemos esto ahora?
Años atrás, la formación profesional estaba claramente enfocada a enseñar un oficio a la gente joven para que estos pudieran encontrar un buen trabajo donde asentarse y desarrollar su carrera profesional.

Sin embargo, las cosas han cambiado y aunque no podemos saber al 100% cómo será el mundo que se encontraran nuestros alumnos cuando acaben sus estudios con nosotros, es evidente que deberán saber desarrollarse en un entorno que cambia a gran velocidad, globalizado, con profesiones nuevas, start-ups, nuevas tecnologías y todo esto en un mercado laboral cada vez más inestable.Por ello, consideramos que tan o más importante que enseñar a nuestros alumnos los contenidos de las diferentes materias es lograr que desarrollen ciertas competencias básicas que les permitirán adaptarse a este entorno incierto y cambiante que se encontraran el día de mañana.

El trabajo cooperativo en el aula permite que los alumnos aprendan de forma amena, trabajando valores como la responsabilidad, la empatía, el autocontrol y la proactividad y favoreciendo que los alumnos interioricen y hagan suyos los conocimientos adquiridos.

Además, se trabajan dos habilidades de gran importancia para el futuro éxito laboral de nuestros estudiantes. Por un lado, es una forma perfecta de mejorar las capacidades comunicativas orales y escritas y, por otro lado, logramos que los estudiantes aprendan a aprender por si mismos, trabajando con nuevas tecnologías y optimizando todos los recursos que tienen a su alcance.

 ¿Cómo está funcionando?

Ahora que ya llevamos varios meses aplicando este método de aprendizaje en el aula podemos empezar a sacar algunas conclusiones:
Primero de todo, hemos visto que los alumnos disfrutan mucho de las sesiones de aprendizaje cooperativo, es mucho más fácil captar su interés y su capacidad de concentración es más elevada que en una hora de clase clásica. Es evidente, que buena parte de este interés es debido a la novedad que supone para los alumnos este método de enseñanza pero el hecho de que se les requiera una actitud mucho más activa también es algo que encuentran motivador y divertido.

En segundo lugar, vemos que se tarda algo más de tiempo en dar un mismo tema trabajando de forma cooperativa que haciéndolo de forma tradicional. De todas formas, aunque los alumnos puedan tardar un poco más en adquirir un determinado nivel de conocimientos de una materia, vemos que una vez aprendido algo son más capaces de relacionar conocimientos y de tener una visión más abierta y crítica de aquello que aprenden.

Por último, nos hemos dado cuenta que aunque la acogida de los alumnos al método de aprendizaje cooperativo es muy satisfactorio, debemos ir avanzando poco a poco para mejorar y ampliar las sesiones que impartimos de forma cooperativa. Hay que tener en cuenta, que muchas veces los estudiantes de CiclesPàlcam no han trabajado anteriormente estas técnicas de aprendizaje y, por tanto, hay que hacer un esfuerzo extra para garantizar que el nivel de conocimientos acabe siendo el mismo.

El aprendizaje cooperativo requiere de un importante trabajo por parte del profesorado para lograr que la organización de las sesiones sea la correcta, que los distintos grupos tengan la diversidad necesaria, que cada alumno entienda y desarrolle correctamente su rol dentro del grupo y sobretodo que los alumnos entiendan que trabajar en equipo es mucho más que trabajar en grupo.

Para finalizar adjunto enlace a un vídeo que muestra sin necesidad de palabras lo mucho que podemos lograr trabajando en equipo de forma cooperativa.


Gerard Zato
Profesor CiclesPalcam

dimecres, 11 de febrer de 2015

Reflexiones desde el lado oscuro


Reflexiones desde el lado oscuro

Hace  ya algunos  años, más de los que querría, un alumno del ciclo de  informática me preguntó si yo tenía Facebook, no le entendí y le pregunté qué era,  su respuesta fue: "Como el Fotolog, pero mejor". Yo conocía el Fotolog por mis hijas, era como una página web de estructura muy pobre y comentarios un poco infantiles, por tanto no le hice mucho caso .
Al cabo del tiempo un amigo me comenta que ha reencontrado un antiguo compañero de hace 20 años de cuando  estudiábamos COU y pensé: "¿Una herramienta para buscar gente?, eso mola.
Me hice un perfil, le añadí unas cuantas fotos de un personaje muy malo de ficción de una saga de películas de batallas en el espacio entre un imperio muy oscuro y  unos chicos muy activos que se decían de una rebelión. Recuerdo cuando mi  padre me llevó a ver la película en el año  1977 y  me impactó mucho un señor vestido de negro de dos metros de altura.
Es cierto, empecé a encontrar gente, ex compañeros de colegio, ex compañeros de la Universidad, de antiguos trabajos... pero no pensé : si yo encontraba, a mí también me podían encontrar.
Yo siempre había creído que las plataformas activas de trabajo, como la red social Linkedin o la web de ofertas y demandas Infojobs, eran los principales puntos de acción de las empresas para encontrar perfiles de potenciales trabajadores. Estaba muy equivocado.
El pasado domingo 4 de enero,  compré el diario, habían pasado las fiestas de Navidad y a dos días de Reyes, esperaba noticias sobre la lotería del "niño" o el frío de enero, pero el titular de la portada "El crecimiento de las redes sociales obliga a los parados a adaptarse", la primera impresión era de total sorpresa.
El artículo hablaba sobre como cada vez más los departamentos de recursos humanos, para decidir una contratación, investigaban las redes sociales de los candidatos, el número de empresas que  descartan a los mismos  por  su perfiles está llegando a una de cada tres.  Pensé, “si un director de recursos humanos ve mi perfil de Facebook como mínimo pensará que soy ideal como constructor de la tercera estrella de la muerte pero completamente inútil como  profesional de la informática y sobre todo como docente.”
Por eso recomiendo a todos los jóvenes y sobre todo para aquellos que habéis finalizado vuestros ciclos formativos y estéis  en búsqueda activa de trabajo tengáis  muy en cuenta que al añadir  en vuestro currículum, plataformas de redes sociales, debéis  haced previamente una revisión completa de los contenidos, de las fotografías  y temas de interés, a veces es incluso coherente tener dos perfiles paralelos, el de los amigos y el "profesional”.


Para finalizar os hago llegar el artículo que me inspiró este post y el cual os recomiendo su lectura.









                                                                                                                   




           Carlos Ramírez
 Jefe de estudios CiclesPàlcam